Si se calla el cantor, calla la vida.


Desde hace un buen tiempo navegamos como barco a la deriva.

Sin rumbo fijo, sin oriente sin norte ni sur.

En un agujero negro nos sumergimos de impotencia al notar la inclemencia de quienes por deber dejan de hacer lo que le corresponde se desvanece la esperanza de voces que claman en medio del desierto y que sus plegarias nunca son escuchada porque el oido no esta puesto en el corazón del pueblo.

Quiero decir muchas cosas porque el deber del cantor es elevar la plena  cantando para ser oído.

Si se calla el cantor, calla la vida.

Oh mi patria amada tu no te das cuenta, que tus grandes enemigos son los propios tuyos que democráticamente le damos la oportunidad de llegar y tener poder para luego usarlo en contra  de nosotros mismos.

Indolencia, prepotencia, abuso de poder, falta de dignidad y solidaridad .

Y si la cabeza está en juego por decir estas cosas ante una democracia efímera, muchos dirán.

Estamos en democracia y hay que decir muchas verdades aún.

Cueste lo que  cueste debemos decir los mal agradecidos no tienen memoria.

Mi patria, oh américa infeliz, que solo sabe de tus grandes vivos cuando ya son grandes muertos.

No sigo asumiendo el arte de la prudencia porque estamos en navidades de fecha aunque en la realidad no lo parezca.

Si se calla el cantor, calla la vida.


Por Miguel Ángel Geraldo.

No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.