Al encargado de la DIGESETT en San Juan, atienda sus cartones para que no se les pasen las bolas.




La DIGESETT es una entidad organizadora y reguladora del tránsito en la República Dominicana.

No es un organismo persecutor cuya devoción es la de mantenerse al acecho de la ciudadanía para presionarlo buscando única y exclusivamente una multa cuyo interés es más pecuniario que organizativo y regulador.

Las inconductas, la falta de respeto y la violación constante a los derechos humanos se ponen a diario de manifiesto en San Juan de la Maguana por parte de los miembros de la DIGESETT salvo algunas excepciones.

La entidad reguladora del tránsito se les olvida que la retención de vehículos salvo algunos casos está prohibida de forma constitucional por la suprema corte de Justicia y el tribunal constitucional.

En san Juan de la Maguana la DIGESETT tiene una grúa la cual manejan de forma antojadiza, solo prestan el servicio al de su preferencia bajo la premisa de que o no hay choferes para manejarla, o está dañada  cuando no es verdad.

El régimen del actual director de la DIGESETT en San Juan de la Maguana deja muy mal parada esa institución la cual debió ser de servicio, pero que por la constante violación y acto de mala fe la convierte en parasitaria.

Esa grúa señor comante de la DIGESETT en San Juan de la Maguana es para prestar de forma voluntaria a la población que así lo requiera toda vez que la circunstancia lo amerite el servicio por causa de accidente.

No es para transportar de manera antojadiza a nadie si no aquellas personas que el destino le haya puesto la difícil situación de accidentarse.

Señor comandante de la DIGESETT atienda sus  cartones para que no se les pasen las bolas.

Actuar de manera guapona no le suma buena fama en esta demarcación.

A las autoridades civiles y militares de San Juan vamos a ponerle un alto a las actuaciones arbitrarias que a diario  comete la DIGESETT para así evitar que uno de estos días se derrame la copa que por lo tanto echarle ya está rechazada.



Por Miguel Ángel Geraldo González.

No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.