Jornada entrega de ayuda concluye con 2 muertos, 285 heridos y 60 deserciones



imagen


CARACAS.-  El día en que supuestamente entraría a territorio venezolano la ayuda humanitaria que se encontraba en centros de acopio en Cúcuta, Colombia y en Brasil se convirtió en una  jornada marcada por la represión del gobierno en disputa de Nicolás Maduro contra la población civil en la frontera.
​Según informó la agencia Reuters, dos personas murieron el sábado en Santa Elena de Uairén, la localidad venezolana más cercana a la frontera con Brasil, desde donde se esperaba el paso a través de la aduana de dos pequeños camiones cargados con ayuda humanitaria provenientes de la vecina nación.
Fuertes detonaciones se escuchaban mientras se registraban choques entre las fuerzas de seguridad y manifestantes. En el hospital de la localidad, una doctora dio un reporte oficial con al menos una decena de heridos y los dos fallecidos.
Asimismo, periodistas reportaron que en el paso fronterizo de Colombia a Venezuela también se produjeron actos violentos y que uno de los camiones con ayuda humanitaria que llegó al lugar esta mañana, fue incinerado, aparentemente por miembros de la Guardia Nacional que trataban de evitar el paso de los camiones hacia territorio Venezolano.
Durante la jornada  más de 60 miembros de las fuerzas armadas de Venezuela desertaron y se quedaron en Colombia, según reveló el Departamento de Migración del país vecino.
La represión ejercida por el gobierno interino de Nicolás Maduro, para evitar a toda costa el ingreso de ayuda humanitaria por los puestos fronterizos, fue evidente a lo largo de toda la jornada, especialmente en Ureña. Numerosos reportes coincidían en denunciar que allí, con balas de goma y gases lacrimógenos, soldados de la Guardia Nacional Venezolana trataron de dispersar a centenares de miembros de la población civil que protestaban por la negativa del gobierno en disputa de Nicolás Maduro, a autorizar el ingreso de ayuda humanitaria al país y por la represión impuesta.
La jornada cerró con una tensa calma y con el interrogante con el que comenzó el día: Cómo garantizarán los promotores del cerco humanitario, que efectivamente la ayuda humanitaria que tanto necesita la población civil venezolana que permanece dentro de su país, podrá ingresar a ese territorio.

No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.