Los Ricos mas ricos y los Pobres mas pobres






 Pero Hasta cuándo.
En la republica Dominicana vivimos momentos que marcan los niveles de disparidad, desigualdad y diferenciación de las clases sociales en niveles muy desiguales.
Todas las clases sociales están en las partes más extremas dentro de la tabla de medición.
Existe una pobreza extrema y rampante  y  una riqueza muy acaudalada para los millonarios,  lo que convierte a los pobres en más pobres y a los ricos en más ricos.
No existe en nuestro país Republica Dominicana una distribución equitativa de las riquezas, pero mucho menos se vislumbra la esperanza de que en el futuro cercano las cosas podría  cambiar para los que menos pueden.
No existe la voluntad institucional, partidaria y gubernamental en hacer valer los postulados de solidaridad y esperanza consagrados e impregnados en nuestra constitución en donde el estado funge como el garante para coordinar las políticas públicas que garanticen la equidad social.
Pero nos preguntamos “hasta cuando debemos esperar”  que se haga una realidad de que nuestros gobernantes tomen en serio a los que menos puedan de la Republica Dominicana y que por lo menos cosas que son esenciales y que es el estado el garante para que el pobre obtenga beneficios como una educación gratuita y de calidad tanto del nivel básico, medio y superior, que los pobres tengan derecho a la salud, al deporte, a la recreación sana, a una vivienda, a la seguridad social sin maquillaje, a un empleo entre otras prerrogativas consagradas en nuestra carta magna y que son utilizadas  por los políticos inescrupulosos con que cuenta el país para engañar cada vez que llegan los tiempos de elección.
Es tiempo de que este pueblo despierte y le pregunte a nuestros gobernantes hasta cuándo “pero hasta cuando seguiremos esperando que los que están llamados a responder por nuestras finanzas se conviertan en los dueños y administradores del erario público para sus familias.
Resulta contraproducente que una persona de la nada sin antecedentes de familias acaudaladas, sin que se lo haya sacado o se lo encuentre en un contén con el simple hecho de ser político del poder pueda exhibir riquezas tan grande y lo malo de todo esto que la utilice para aplastar, para humillar y para hacer valer sus apetencias personales y grupales.
Se acerca el principio del fin, y aunque debemos admitir que vivimos momentos apocalípticos siempre al final del túnel siempre habrá una luz en el camino.
Basta ya, dile no a los perversos y corruptos que abusando de tu necesidad te manipulan, te utilizan y luego de lanzan al zafacón como si tu fueras un papel de baño o una servilleta.

No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.