EDITORIAL: Antesala de una Dictadura Con Respaldo Popular

EDITORIAL 
En los actuales momentos en la Republica Dominicana Vivimos momentos espeluznantes cargados de excesos en nuestro diario vivir en lo que muchos han pensado que estamos a la puerta de una dictadura.

El uso indiscriminado de los recursos del estado en apetencias personales, la comisión de delito de forma constante y repetitiva, la corrupción rampante en la administración pública, sumado a los escándalos nacionales de personas sometidas por acciones dolosas en perjuicio del estado y del pueblo dominicano está a la orden del día.

Los casos de más renombres por citar algunos, Odhebreht, caso en el que ha repercutido en todo el litoral regional internacional Republica Dominicana como la capital de la corrupción de américa latina.

La venta de los solares de los tres brazos, los terrenos del CEA, cuyo caso dejo la muerte de dos comunicadores en san pedro de Macorís  el de los tres brazos  la estafa global de miles de familias.

Por un antojo de un funcionario          Gubernamental el ajo de consumo de la población de origen americano luego de la llegada del presidente Danilo medina resulta que ese bulbo es contrabando.

En la presente gestión muy parecida a la funesta del año 2000 funcionarios presos por corrupción, sobornos, apropiación de terrenos, utilización de los recursos del estado para bien personal, prevaricación, venta de terrenos irregulares, funcionarios vinculados al narco tráfico y violaciones sexuales a familiares incluso nos dice que estamos a la puerta de una dictadura y de uno de los pasajes  bíblicos más conocidos como la apocalipsis lo que convierte a nuestro mandatario Danilo medina en el sello de la bestia.

Ahora la prohibición  de que se expresen libremente a los periodistas y comunicadores se constituye en el atentado más grande a la humanidad ya que violentan un derecho fundamental consagrado en nuestra constitución lo que evidencia que estamos ante la antesala de una dictadura con respaldo popular.



No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.